Traducir palabras no es fácil. Es más, existen palabras sin traducción. Palabras que significan algo pero que en otros idiomas no tiene un equivalente.

Palabras sin traducción. Palabras que no se pueden traducir. Intraducibles. O para las que no hay una palabra equivalente en otro idioma. Podemos definirlas. Pero no emparejarlas con otra en nuestra lengua. Y es que traducir palabras, o interpretarlas, no es tan simple. En el proceso se pierden los matices, los dobles sentidos.

Varios ejemplos. Ubuntu, de la lengua zulú africana. Popularizada por la distribución Linux del mismo nombre, significa algo así como “humanidad hacia otros. Respeto, cuidado a los demás”. ¿Con qué palabra castellana podríamos emparejarla sin perder los matices que evoca esta sola palabra? Otro ejemplo. Iktsuarpok, del inuit. Sirve para nombrar “la sensación de anticipación que te lleva a seguir mirando afuera para ver si viene alguien”. ¿Tenemos una palabra equivalente en castellano?

Hay muchos más ejemplos. Y, por descontado, en nuestro idioma también hay palabras sin traducción. Algunas tan obvias para nosotros que olvidamos que en otras lenguas no tienen equivalencia y hay que definirlas con varias palabras. Como “desvelarse”. WordReference la traduce por las expresiones “be unable to sleep” o “be not able to sleep”, pero no hay una palabra única que capte el mismo significado. Más ejemplos en castellano de palabras sin traducción: madrugada, friolero, chingada (muy propia de México), consuegro, empalagoso o mandilón (popular en Colombia).

Palabras intraducibles - Palabras sin traducción

El hogar de las palabras sin traducción

¿Dónde recopilar las palabras sin traducción? Hay libros sobre este tema. Uno de los más conocidos se llama precisamente Lost in Translation, “Perdido en la traducción”. Fue uno de los más leídos según la lista que confecciona The New York Times. Su autora es la inglesa Ella Frances Sanders, escritora e ilustradora accidental. Otro libro por el estilo es Other-Wordly, de Kelsey Garrity-Riley. También ilustrado, reúne palabras curiosas de distintas partes del globo y las intenta definir mediante ilustraciones.

En internet también abundan las listas de palabras intraducibles. Un recopilatorio de ellas lo puedes encontrar en Eunoia, un sitio web creado en tan solo 24 horas y que se nutre de las sugerencias de cualquiera que tenga una palabra intraducible. Su autora es Steph Smith, que se define a sí misma profesionalmente como “growth marketer, writer, and indie maker”.

Y entre sus proyectos, esta curiosa página que recopila palabras sin traducción. Más de 500 palabras por el momento, y en aumento. Palabras intraducibles en más de 70 idiomas como el español, el alemán, el inglés, el griego, el gallego, el chino u otros más exóticos o desconocidos por la mayoría como el yiddish, el swahili, el tamil o el galés.

Puedes consultar Eunoia con total tranquilidad. No tiene publicidad y es muy sencilla. Además de la lista por defecto de las últimas palabras incorporadas, puedes buscar una palabra concreta o filtrar los resultados por idioma o etiqueta. Cada palabra viene definida en inglés, indica de qué idioma viene e incorpora un audio para saber cómo se pronuncia.

Palabras intraducibles - Palabras sin traducción

La belleza de las palabras intraducibles

Curiosamente, la palabra Eunoia que da nombre a este recopilatorio también es una palabra intraducible. Viene del griego antiguo. Steph Smith, responsable de la página que da pie a este artículo la define como “a well-mind or beautiful thinking”. Traducción literal, “una mente sana o un pensamiento bello”. Pero no hay una única palabra que capte todo su significado. Es más. Wikipedia sólo tiene entradas para esta palabra en inglés, sueco y tagalog. Y su definición es “la buena voluntad que un orador cultiva entre él y su público”.

Más curiosidades de esta palabra. Eunoia es una de las palabras en inglés más cortas que contiene las cinco vocales. Lástima que no podamos usarla en Wordle. Prueba, en su lugar, con Iouea. Es un género taxonómico que sirve para catalogar unas esponjas fósiles del periodo Cretácico.

Volviendo a las palabras intraducibles o palabras sin traducción. Si conoces palabras de este tipo en tu lengua o en otros idiomas, desde este enlace puedes añadirlas a Eunoia. Sólo tienes que indicar la palabra, una definición en inglés, el idioma al que pertenece y etiquetarla para dar más pistas sobre su significado.

Y para terminar, más palabras intraducibles que encontrarás en Eunoia. La rusa odnolyub (en cirílico, однолюб). El traductor de Google nos la traduce como monógamo, que es uno de sus significados. Pero también puede servir para nombrar a quienes solo han tenido un amor en su vida. ¿Qué equivalente existe para esa definición en otros idiomas? Otro ejemplo. La palabra finlandesa jaksaa. Viene a significar “falta de entusiasmo para hacer algo” pero no podemos traducirla exactamente por desmotivado o gandul. Otro ejemplo más. La palabra exulansis. Aunque aparece catalogada como inglesa, no tiene un origen concreto. Tal vez el latín o el griego antiguo. Su definición es un sentimiento de frustración cuando intentas explicar una experiencia o idea pero nadie la entiende, de manera que decides dejar de hablar de ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.