La junta directiva de Twitter no estaría interesada en la oferta de compra de la red social hecha por Elon Musk por un valor de 43.000 millones de dólares.

La junta directiva de Twitter no parece estar interesada en la compra de la red social por parte de Elon Musk, según un reporte publicado por The Information. Todo indica que recomendarán a los accionistas ir en contra de la oferta pública de adquisición que se hizo pública hoy, por 43.000 millones de dólares o 54,20 dólares por acción.

Además, según ha indicado el Wall Street Journal, la junta directiva de Twitter está pensando en seguir la estrategia de la píldora envenenada para desalentar la adquisición hostil por parte del CEO de Tesla y SpaceX.

Elon Musk, durante una entrevista TED explicó que, en caso que Twitter no acepte su oferta, tiene un «plan B», aunque no dio mayores detalles. Pero probablemente tiene relación con lo dicho en el comunicado con la oferta de compra, donde indicó que, de recibir una respuesta negativa «tendrá que reconsiderar su posición como inversionista en la red social».

La junta directiva de Twitter organizará una reunión para responder dudas sobre la oferta de Elon Musk a las 14:00, hora local de San Francisco (16:00 en México, 23:00 en España).

«Seguimos evaluando la oferta»: Parag Agrawal, CEO de Twitter

Parag Agrawal, durante una reunión de emergencia con todos los empleados de Twitter para responder dudas y preguntas sobre la posible adquisición de la red social por parte de Elon Musk explicó que «siguen evaluando la oferta».

No dio más detalles sobre cuándo tendrán una respuesta o hacia dónde se está inclinando la junta directiva. «Haremos un proceso riguroso y tomaremos la decisión que esté en los mejores intereses de nuestros accionistas». Pero todo parece indicar que no se someterán a los deseos del multimillonario con facilidad.

La estrategia de la píldora envenenada para desalentar a Elon Musk y su intento de compra de Twitter

La estrategia de la píldora envenenada consiste en realizar una serie de acciones que desalienten la compra hostil de una empresa. En este caso Twitter. Se podría hacer de varias formas.

Una sería permitir a los accionistas actuales, a excepción del interesado en hacer la adquisición, el comprar más acciones con un precio descontado, conocido como flip-in. De esa forma, los inversores obtienen beneficios inmediatos y al mismo tiempo se diluyen las acciones que tiene en su poder el interesado en la OPA hostil. En este caso Elon Musk.

De esa forma el intento de se vuelve más complicado y el valor de la adquisición aumenta significativamente. Tanto que pierde el interés en hacer la compra de Twitter.

La otra forma sería permitir a accionistas comprar acciones de Elon Musk a menor precio después de que se hace la operación. En definitiva, los accionistas obtienen el derecho a comprar acciones del adquiriente con un descuento significativo, por ejemplo a una cuarta parte del valor de la acción. Movimiento conocido como flip-out.

También se puede hacer por medio de la emisión de un gran número de acciones preferentes a inversores actuales de Twitter. Estas tienen limitaciones significativas y no pueden ser convertidas a acciones comunes para su compra-venta en el mercado, sobre todo si hay una OPA hostil.

Esto diluye inmediatamente el porcentaje del interesado en la adquisición y hace que la compra de acciones sea significativamente más cara. Esta técnica se la conoce como plan de acciones preferentes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.